Conocimientos básicos sobre la diabetesGrady Avant2018-10-08T15:35:37+00:00

Type 1 vs. type 2 diabetes

Diabetes tipo 1 y 2

¿Cuál es la diferencia entre la diabetes tipo 1 y 2?

La diabetes tipo 1 implica la producción muy baja o nula de insulina en el cuerpo, y suele diagnosticarse en niños o adultos jóvenes. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan aplicarse inyecciones de insulina o utilizar una bomba de insulina.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo no puede utilizar la insulina que produce y, a la larga, no produce cantidades suficientes de insulina. Por lo general, se diagnostica en personas que tienen sobrepeso y antecedentes familiares de diabetes, que no hacen suficiente actividad física y que son de mediana edad o mayores. La diabetes tipo 2 representa alrededor del 90-95 por ciento de todos los casos de diabetes. La diabetes tipo 2 a veces puede controlarse con cambios en el estilo de vida o medicamentos, pero muchas personas requieren inyecciones de insulina.

¿Cuáles son las causas de la diabetes tipo 2?

¿Qué es la diabetes tipo 2 y qué tan frecuente es?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad en la cual los niveles de azúcar en la sangre están por encima de lo normal. La mayoría de los alimentos que consumimos se convierten en azúcar que nuestro cuerpo utiliza como energía. El páncreas, un órgano que se encuentra cerca del estómago, produce una hormona llamada insulina que ayuda a que el azúcar ingrese a las células de nuestro cuerpo. Ante la presencia de diabetes, el cuerpo no produce cantidades suficientes de insulina o no puede utilizarla de la forma que debería. Esto hace que el azúcar se acumule en la sangre y, con el tiempo, pueda causar problemas de salud graves, como enfermedades en el corazón, ceguera,  daños a los riñones y amputaciones de los pies o de las piernas. Treinta millones de personas en los Estados Unidos tienen diabetes, y 1 de cada 4 no sabe que la tiene. La diabetes es la séptima causa de muerte en los Estados Unidos.

¿Cuáles son las complicaciones a largo plazo más comunes de la diabetes tipo 2?

Las personas con diabetes tipo 2 tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones de salud graves, como ataques al corazón, derrames cerebrales, daños a los riñones, ceguera y amputación de dedos de los pies, de los pies o de las piernas. Los adultos con diabetes tienen un 50 por ciento más de riesgo de muerte que aquellos que no padecen la enfermedad.

¿La diabetes tipo 2 es hereditaria?

Ciertos factores genéticos pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes tipo 2, pero esta enfermedad no es inevitable y frecuentemente puede prevenirse con cambios factibles en el estilo de vida. Usted tiene un riesgo mayor si su padre o madre, hermano o hermana tienen diabetes tipo 2.

¿Cuáles son las causas de la diabetes tipo 2?

Para poder responder esta pregunta, es necesario definir el término insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas; actúa como una llave que permite el ingreso del azúcar que hayen la sangre a las células para que sea utilizada como energía. Si usted tiene diabetes tipo 2, sus células no responden normalmente a la insulina. (Esto se conoce como resistencia a la insulina). Por lo tanto, el páncreas produce más insulina para tratar de lograr una respuesta por parte de las células. Finalmente, el páncreas no puede mantener el ritmo y los niveles de azúcar en la sangre aumentan, lo cual sienta las bases para la prediabetes y la diabetes tipo 2. Además, los niveles elevados de azúcar en la sangre son dañinos para el cuerpo y pueden causar otros problemas de salud graves, como ataques al corazón, ceguera, daños a los riñones y amputaciones de los pies o de las piernas.

Para obtener más información sobre la diabetes tipo 2, ingrese al sitio web de los CDC.

¿Cómo puedo prevenir la diabetes tipo 2?

¿Cómo puedo prevenir la diabetes tipo 2?

Si tiene prediabetes o un riesgo elevado de padecer diabetes tipo 2, es importante que hable con su médico o profesional de la salud. Él o ella le recomendará un plan de tratamiento para ayudar a revertir la prediabetes y prevenir o retrasar la diabetes tipo 2. En la mayoría de los casos, esto incluirá una pérdida de peso moderada, cambios en los hábitos alimenticios y un aumento de la actividad física. Es posible que su médico también le remita al Programa Nacional de Prevención de la Diabetes de los CDC para que reciba asesoramiento sobre cómo hacer estos cambios saludables.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2?

Puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 al hacer cambios saludables en su estilo de vida, tales como perder peso, alimentarse de manera más saludable y hacer actividad física regularmente. El Programa Nacional de Prevención de la Diabetes reconocido por los CDC puede ayudarle a hacer cambios saludables que tengan resultados duraderos.

Para obtener más información sobre cómo prevenir la diabetes tipo 2, ingrese al sitio web de los CDC.

¿Cómo sé si tengo diabetes tipo 2?

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 2?

A veces no hay síntomas, o estos no son notorios, por lo que debe hablar con su médico acerca de su riesgo de padecer diabetes tipo 2. Si los niveles de azúcar en la sangre de una persona son muy elevados, puede tener visión borrosa, sed, cansancio y orinar con frecuencia. Recuerde que no puede confiar en los síntomas para saber si tiene diabetes tipo 2. Hable con su médico

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 se diagnostica mediante las mismas pruebas de sangre que se utilizan para la prediabetes.

¿Le interesa hacerse pruebas de detección de diabetes?  Los CDC ofrecen detalles de todo lo que necesita saber.

¿Cuál es el tratamiento para la diabetes tipo 2?

¿Cuál es el tratamiento para la diabetes tipo 2?

A diferencia de muchas afecciones, el manejo de la diabetes es realizado principalmente por usted, con el apoyo de su médico, equipo de atención médica, familia y otras personas importantes en su vida. Manejar la diabetes puede ser un desafío, pero vale la pena todo lo que hace para mejorar su salud. Es posible que pueda manejar su diabetes tipo 2 (en inglés) con una alimentación saludable y ejercicio. Su médico también puede recetarle insulina, otros medicamentos inyectables o medicamentos orales para la diabetes para ayudar a manejar sus niveles de azúcar en la sangre y evitar complicaciones (en inglés). Es importante que mantenga niveles adecuados de presión arterial (en inglés) y colesterol (en inglés) y que se haga las pruebas de detección necesarias.

¿Con qué frecuencia se deben medir los niveles de azúcar en la sangre?

Si tiene diabetes tipo 2, debe medir sus niveles de azúcar en la sangre (en inglés). Pregúntele a su médico con qué frecuencia debe realizar estas mediciones y cuáles deberían ser los niveles de azúcar en la sangre normales. Mantener los niveles de azúcar en la sangre lo más cerca posible de los niveles normales ayudará a prevenir o retrasar la aparición de complicaciones relacionadas con la diabetes (en inglés).

¿De qué manera puede influir el estrés en la diabetes tipo 2?

El aumento de los niveles de estrés puede dificultar el manejo de la diabetes tipo 2, lo cual implica una dificultad adicional para controlar los niveles de azúcar en la sangre y lidiar con el cuidado diario de la diabetes. Hacer actividad física regularmente, dormir las horas suficientes y hacer ejercicios de relajación son cosas que pueden ayudar. Si tiene diabetes tipo 2, hable con su médico y equipo de atención médica sobre estas y otras formas de controlar el estrés.

¿Con qué frecuencia debería asistir a una consulta con un profesional de la salud para que ayude a manejar la diabetes tipo 2?

Si tiene diabetes tipo 2, es importante reunirse regularmente con su equipo de atención médica para asegurarse de que va por buen camino en lo que respecta a su plan de tratamiento, y para obtener ayuda con nuevas estrategias en caso de que fuera necesario. Independientemente de si acaba de recibir el diagnóstico de diabetes o si padece la enfermedad hace tiempo, reunirse con un educador sobre la diabetes es una excelente forma de recibir apoyo y orientación. Esto incluye consejos sobre cómo controlar los niveles de azúcar en la sangre y su estado de salud en general, sobre cómo controlar el estrés y sobre cómo administrarse insulina con una jeringa, una pluma o una bomba, si fuera necesario. Si tiene diabetes tipo 2, pregúntele a su médico sobre la educación para el autocontrol de la diabetes (en inglés) o consulte el directorio nacional de la Asociación Estadounidense de Educadores sobre la Diabetes (en inglés) para obtener una lista de programas de educación sobre la diabetes en su comunidad.

¿Puede revertirse o curarse la diabetes tipo 2?

Aún no existe cura para la diabetes tipo 2. Pero tener hábitos de vida saludables, tomar medicamentos según sea necesario, recibir educación para el automanejo de la diabetes y asistir a las consultas con su equipo de atención médica pueden reducir enormemente el impacto en su vida. Es posible que pueda manejar la diabetes tipo 2 con una alimentación saludable y actividad física. Además, su médico puede recetarle medicamentos orales para la diabetes, insulina u otros medicamentos inyectables para ayudar a controlar sus niveles de azúcar en la sangre y evitar complicaciones.

Ingrese al sitio web de los CDC para acceder a los consejos sobre estilo de vida cuando se tiene diabetes (en inglés).

Diabetes gestacional

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional (a veces llamada DMG) es un tipo de diabetes que puede presentarse durante el embarazo, en mujeres que no habían tenido diabetes anteriormente. Cada año, entre el 2 y el 10 por ciento de los embarazos en los Estados Unidos se ve afectado por la diabetes gestacional. El manejo de la diabetes gestacional ayudará a asegurar el desarrollo de un embarazo saludable y el nacimiento de un bebé sano.

¿Cuáles son las causas de la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional ocurre cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina durante el embarazo. Durante el embarazo, el cuerpo produce más hormonas y enfrenta otros cambios, como el aumento de peso. Estos cambios hacen que las células del cuerpo usen la insulina menos eficazmente, lo cual constituye una afección llamada resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina aumenta la necesidad de insulina del cuerpo. Todas las mujeres embarazadas tienen cierta resistencia a la insulina durante los últimos meses del embarazo. Sin embargo, algunas mujeres tienen resistencia a la insulina incluso antes de quedar embarazadas. Comienzan el embarazo con una mayor necesidad de insulina y tienen más probabilidades de tener diabetes gestacional.

¿Cuál es la relación entre la diabetes gestacional y la prediabetes o la diabetes tipo 2?

La diabetes gestacional por lo general desaparece después del nacimiento del bebé, pero su presencia pone a la persona en mayor riesgo de presentar prediabetes y diabetes tipo 2 en el futuro. Alrededor del 50 por ciento de las mujeres con diabetes gestacional tendrá diabetes tipo 2. Usted puede reducir su riesgo alcanzando y manteniendo un peso corporal saludable después del parto. Visite a su médico para que mida sus niveles de azúcar en la sangre 6 a 12 semanas después del nacimiento de su bebé, y luego cada 1 a 3 años para asegurarse de que los niveles estén dentro del rango objetivo.

Para obtener más información sobre la diabetes gestacional, ingrese al sitio web de los CDC (en inglés).

Encuentre un Programa Nacional de Prevención de la Diabetes cerca de usted

Con un diagnóstico temprano, la prediabetes frecuentemente puede revertirse. Si se une a un Programa Nacional de Prevención de la Diabetes (National DPP), aprenderá cómo hacer cambios simples que ayuden a revertir la prediabetes y a prevenir la diabetes tipo 2.

Encuentre un programa